1 0
Read Time:4 Minute, 16 Second

Este lunes 1 de julio el huracán Beryl puso en alerta a varios territorios en la región del Caribe ante su poderosa y veloz actividad. De categoría 5, este huracán ha puesto en riesgo a las poblaciones locales de las zonas por las que transita. Países como San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Haití y República Dominicana han emitido avisos de tormenta tropical. A su vez, Beryl ocurre de manera inusual y temprana respecto a la temporada anual de huracanes del Atlántico, en parte, según los expertos, por el cambio climático. 

Las olas chocan contra un dique después de que el huracán Beryl tocara tierra, en Puerto España, Trinidad y Tobago 1 de julio de 2024.
Las olas chocan contra un dique después de que el huracán Beryl tocara tierra, en Puerto España, Trinidad y Tobago 1 de julio de 2024. 

El huracán Beryl avanzó velozmente este 1 de julio sobre el Caribe Oriental. Sus poderosos vientos golpearon el sureste de la región caribeña y se adentraron en las Islas de Barlovento con peligrosas olas y fuertes lluvias, tal y como informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) en su cuenta de X. 

Para mostrar este contenido de X (Twitter), debe autorizar las cookies de medición de audiencia y publicidad.AceptarGestionar mis opciones

El NHC también ha dicho que “esta es una situación extremadamente peligrosa y potencialmente mortal”, instando a las poblaciones en riesgo -como los habitantes de Granada, las Islas Granadinas y la Isla Carriacou- a proteger sus vidas y a tomar las medidas correspondientes. 

La fuerza de la actividad de Beryl fue de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de cinco puntos, este lunes. A su vez, el NHC indicó que los vientos del huracán se extendieron desde su centro hasta unos 64 kilómetros, con vientos con fuerza de tormenta tropical que se extendieron 201 kilómetros más. 

Los gobiernos de San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Haití y República Dominicana han cambiado sus vigilancias de tormenta tropical a un aviso de tormenta tropical para sus territorios o parte de ellos.

Una mujer camina por una calle llena de escombros en el barrio de Hastings tras el paso del huracán Beryl en Bridgetown, Barbados, 1 de julio de 2024.
Una mujer camina por una calle llena de escombros en el barrio de Hastings tras el paso del huracán Beryl en Bridgetown, Barbados, 1 de julio de 2024. 

La ‘vigilancia de huracán’ significa que son posibles las condiciones de huracán dentro del área vigilada y esta se emite regularmente 48 horas antes de la presencia de vientos con fuerza de tormenta tropical. Por otro lado, un ‘aviso de tormenta tropical’ quiere decir que se esperan condiciones de tormenta tropical en algún lugar dentro del área bajo monitoreo en un tiempo de 36 horas, según explica el NHC.

Este organismo prevé que Beryl siga siendo un poderoso huracán mientras continúa avanzando por el Mar Caribe a lo largo de la semana. En el caso de Jamaica, son posibles las condiciones de huracán para este miércoles. En el país ya hay una vigilancia de huracán en efecto. 

Para otras zonas de la región caribeña, como las Islas Caimán, Belice, la Península de Yucatán, el resto del noroeste del Caribe, y el suroeste del Golfo de México, el NHC pronostica que las administraciones correspondientes deben vigilar la evolución del huracán, ya que es probable que se requieran avisos y advertencias durante los próximos días. 

El Huracán Beryl, de categoría 1 a 4 en menos de 10 horas

La actividad de Beryl, su rápido avance y ascenso marcan un inusual, feroz y temprano inicio de la temporada de huracanes en el Atlántico este año, siendo la tormenta de categoría 4 más temprana de la que se tiene conocimiento.  

Para algunos científicos, este poderoso huracán puede ser un presagio de una temporada de huracanes inusualmente activa, debido a temperaturas récord en el Océano Atlántico. Así pues, el cambio climático parece influir en este tipo de ciclones tropicales. 

Según Christopher Rozoff, científico atmosférico del Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos, “el cambio climático está predisponiendo la formación de huracanes más intensos”. 

Las olas chocan contra un muelle después de que el huracán Beryl tocara tierra, en Puerto España, Trinidad y Tobago 1 de julio de 2024.
Las olas chocan contra un muelle después de que el huracán Beryl tocara tierra, en Puerto España, Trinidad y Tobago 1 de julio de 2024. 

El calentamiento global ha impulsado las temperaturas en el Atlántico Norte a máximos históricos, ocasionando que se evapore más agua superficial. Esto, en consecuencia, proporciona combustible adicional para huracanes más intensos con velocidades del viento más altas. 

De la misma manera, Andra Garner, meteoróloga de Nueva Jersey, ha explicado que los fenómenos como Beryl serán más probables con el cambio climático. La investigación de Garner ha demostrado que la temperatura del agua ha aumentado durante las últimas cinco décadas. Por ello, las probabilidades de que las tormentas pasen de débiles a huracanes en menos de 24 horas se han más que doblado. Garner aseguró que Beryl “pasó de tormenta de categoría 1 a tormenta de categoría 5 en menos de 10 horas”. 

Es por eso que este huracán -veloz y agresivo- llega en un momento insólito para las poblaciones del caribe, quienes desde ya se preparan para lo peor. Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, ha dicho que espera un desastre natural que podría durar días.

Con Reuters y AP

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ twelve = twenty two