0 0
Read Time:2 Minute, 37 Second

Hace pocas horas el bitcoin estaba perdiendo cerca del 9% de su valor, después de que Pekín decidiera prohibir las empresas especializadas en movimientos de esta moneda virtual.

Las criptomonedas, como el bitcoin o ethereum, existen solo en el plano digital y sirven para comprar bienes y servicios como cualquier otra moneda. Es un recurso descentralizado, es decir, no la regula ninguna autoridad o ente de control, y su uso está cada vez más extendido.

Si hay algo que caracteriza al bitcoin es su inestabilidad. Y este lunes la más famosa de las criptomonedas se vio sacudida una vez más. ¿Qué motivó estos movimientos? China.

El gigante asiático sacudió el mercado digital como consecuencia de un endurecimiento ante los intercambios de activos digitales, que son muy populares en el país.

Hace pocas horas el bitcoin estaba perdiendo cerca del 9% de su valor, después de que Pekín decidiera prohibir las empresas especializadas en movimientos de esta moneda virtual.

Entonces quedaron planteadas algunas preguntas. La primera, ¿por qué China reaccionó de esta manera? Básicamente por la necesidad de control del gobierno sobre el sistema financiero.

Las criptomonedas, y en especial el bitcoin, representan un desafío para China, dada la imposibilidad que tiene su banco central de seguir los movimientos de dinero que se hacen en monedas virtuales. Para “prevenir y controlar los riesgos financieros” las autoridades decidieron prohibir los intercambios de criptomonedas en el país. Según analistas, China teme un aumento de inversiones ilícitas y de captaciones de fondos.

Lo que nos lleva a la segunda pregunta: ¿por qué esta situación es importante para el resto del mundo? Porque hoy cerca del 80% de los intercambios de bitcoins se gestionan a través de centros de datos instalados en China, que consumen mucha energía. El auge de las criptomonedas implica un fuerte gasto energético para el país asiático, que obtiene su electricidad en parte por la quema de un carbón muy contaminante.

Es por esto que, según varios medios internacionales, China tendría que comenzar a desestimular el uso de bitcoin si quiere alcanzar sus objetivos climáticos y de sustentabilidad para los próximos años. Según el índice de consumo eléctrico del bitcoin, publicado por la universidad de Cambridge, el minado de monedas virtuales consumirá 0,6% de la electricidad mundial en 2021, el equivalente al consumo total de Noruega.

¿Qué va a suceder ahora con todo esto? China no se quiere quedar atrás en esta tendencia virtual y va a jugar con sus propias reglas. Es por esto que en el mes de marzo, Pekín lanzó la fase de pruebas de su yuan digital. Esta moneda virtual le permitiría a China realizar transacciones internacionales en su propia divisa, cuando el comercio mundial sigue siendo mayoritariamente en dólares, un movimiento que se venía planificando desde el 2014.

A todo esto son varios los países que intentan lanzar su propia moneda virtual. El Banco central europeo debe decidir en estos próximos meses si genera o no un euro virtual. Pero para los especialistas, estas monedas de Estado difícilmente podrán competir con las criptomonedas existentes, cuyo atractivo viene precisamente de la ausencia de control de un Estado.

TeleMundo

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code